Esta vez os traigo la transformación de un aparador que no acababa de encajar en nuestra nueva vivienda. No será la última vez que tendré que inventarme una “second life” para muchas de las cosas que están en el trastero y pululando por la casa, porque hemos conseguido atesorar una colección de mobiliario absolutamente inconexo al que antes o después le daremos salida.

Este aparador viene de otra casa, mucho más clásica y francamente no sabía donde ubicarla, así que me lancé a customizarla con un poco de pintura.

UJ_001

Antes de empezar, lo primero que hicimos fue desatornillar los tiradores y proceder a lijar toda la superficie de la cómoda. Decidimos dejar sin tratar los bordes dorados, para que el contraste de los colores fuera aún mayor.

UJ_002

Posteriormente pasamos a proteger el suelo con un trozo de moqueta y con papel las partes del mueble en la que no íbamos a intervenir para no tener sorpresas desagradables. Después marcamos con cinta de carrocero cada uno de los contornos de distintos colores de los que consta la bandera.

UJ_003

La bandera ocupa la parte frontal de los cajones, la más vistosa, hemos prolongado las franjas por los laterales haciendo aparecer el rojo, el blanco y el azul también por los laterales. Decidimos dejar sin tratar la parte superior de la cómoda, ya que al ser un mueble situado en el recibidor, es frecuente que se dejen sobre ella a diario llaves, móviles… y la pintura sufriría. Así que decidimos lijarlo y aplicarle únicamente una capa de barniz satinado para proteger y mejorar su aspecto.

UJ_004

Antes de que se seque completamente la pintura, hay que proceder a retirar la cinta de carrocero. Si se espera demasiado tiempo, se corre el riesgo de que la pintura salga con la cinta, produciendo un efecto no deseado, que habría que corregir posteriormente con un pincel pequeñito para que la superficie siga siendo lisa.

UJ_005

Aquí un detalle del lateral. Para proteger todo el acabado final, después de dejarlo secar durante una semana, le di una capa de barniz mate a todo el mueble, incluso a las esquinas en las que no hemos aplicado ningún color.

UJ_006

Después de dejar secar el barniz se vuelven a atornillar los herrajes y ¡voilá! ¡este es el resultado final!. La verdad es que me gusta mucho, ahora sólo me queda añadirle los accesorios que también tendré que customizar, aunque en esta casa nunca se sabe. Creo que acaba de llegar un plato tocadiscos recuperado que tal vez quede bien encima… ¡Veremos!

Esta semana traemos la renovación de un pequeño estudio situado en la tercera planta de un edificio de París. Es un proyecto de Marion Alberge una interiorista francesa que demuestra una gran pasión por el azul.

Como puede verse en las fotos, el estudio estaba en un estado lamentable y necesitaba urgentemente una renovación.

Cocina y cama

La distribución del estado actual vendría a ser esta (un plano que hemos podido dibujar gracias a las fotografías, y en la que podemos ver el típico piso de estudiantes con muebles de saldo de varias familias campando a sus anchas:

estado actual

En esta ocasión Marion decidió suprimir el revestimiento de madera sobre el que se apoyaba la cama para añadir luminosidad a la estancia, y se añadió un panel de pladur a lo largo de todo este tabique para mejorar el aislamiento acústico. En cuanto al mobiliario, decidió colocarlos a ambos lados de la estancia, creando un gran espacio central maravillosamente iluminado por el gran ventanal que ya existía. La pared situada frente a ésta, fue pintada con el “orange bleue” de Sarah Lavoine, dando como resultado este estado reformado, en el que apena se pierden unos cm2 ya que se ha empotrado la cisterna del wc, mejornado la zona de acceso al baño. El resto de las distribuciones interiores se han mantenido.

estado reformado

La cama de 90 cm se sustituyó por un gran sofá-cama muy compacto, con pequeños brazos, para dar cabida a una mayor zona de descanso. La elección del color del tejido, es acorde con el lacado de las puertas de la pequeña cocina, y el color de los cojines del de la pared azul, haciendo que fluya la comunicación entre una zona y la otra.

La librería, diseñada a medida, incluye un sistema de almacenamiento múltiple con focos empotrados en la que también queda integrado el armario. Los diferentes tamaños corresponden a las medidas necesarias para poder almacenar cd’s, vinilos (el estudiante es músico) y otros libros, lo que permitió encuadrar más el sofá creando una especie de nido interior.

La pequeña área dedicada a la cocina, se ha amueblado con el modelo Abstrakt de Ikea con nevera incorporada bajo la zona de cocción de 2 puntos, y sobre ella, campana extractora integrada y a su izquierda un microondas. El fregadero, la placa de inducción, la zona de almacenamiento inferior y superior el fregadero y la encimera de roble todo es de Ikea.

Para la zona de trabajo, que es al mismo tiempo la mesa de comedor, Marion siguió prolongando la encimera de roble, pero recortándola 10 centímetros para no invadir en exceso el espacio central. Bajo ella, la silla RAR blanca de Eames.

alzado

El cuarto de baño era quizá la parte más destartalada, y fue completamente renovado para ganar en funcionalidad. Los viejos azulejos blancos de 20 x 20 cm fueron sustituidos por azulejos modelo “metro” en blanco y gris, y el suelo fue sustituido por un gres cerámico en color grafito. Se cambiaron de sitio el lavabo por el inodoro, eligiendo un modelo suspendido y empotrado que facilita la limpieza del baño, especialmente cuando es tan pequeño. El lavabo, la grifería y el inodoro es todo de Grohe.

En la parte central, delante del sofá, las mesas nido Kilo de metal blanco y amarillo de Habitat.

Más información sobre este proyecto tan resultón aqui

_______________

Si posees los créditos de alguna imagen y deseas que sean retirados, por favor, ponte en contacto conmigo.

If I don’t credit your photo or wish for it to be taken down, please let me know.

une-piscine-naturellement-adaptee

Esta es una guarida de piratas, un espejismo de Robinson, la guarida de un soñador salvaje que quería vivir lejos del ruido del mundo. Enjuague con agua carbones, cenizas y la casa, como indetectable hasta dónde está tallada en la propia esencia de Thirassia, la isla volcánica que está justo enfrente de su famoso vecino, la hermosa Santorini.

Perivolas, propietario de los hoteles más antiguos y famosos de Oia, buscaba un lugar donde descansar, lejos de los turistas que invaden cada verano las Cícladas, y disfrutar de su pasión por el mar y la libertad. El ex marinero, el griego y el ojo índigo hasta el centro de Poseidón ha viajado por todo los océanos del mundo antes de su expediente tridente en la costa de Santorini, la cuna de sus orígenes.

002

Para disfrutar de las vistas al mar, se han instalado bancos contra las ventanas que tengan la forma de ojos de buey.

En la década de 1970, construyó el hotel familiar, que, con su piscina infinita (la más copiado del mundo), sus salas-cueva y su atención refinada y reflexiva, se convierte en el primer hotel boutique y un refugio favorito clientes informados. Cuando Perivolas tiene tiempo libre, Costis hundirá unos pocos kilómetros a lo largo de las orillas inviolable Thirassia.

Más sobre este refugio de piratas, por aqui